Un programa de gestión veterinaria es una herramienta que cubre todas aquellas tareas de registro, automatización, centralización y estandarización de los datos. Todo esto se traduce en una mejora sustancial de la productividad además de optimizar las tareas administrativas y de mantenimiento  para  la veterinaria.

¿Por qué es importante disponer de un software de gestión en el ámbito veterinario?

Esta pregunta la vamos a responder abarcándola desde los puntos por los cuales es bueno invertir en este tipo de software.

Creación de una base de datos

Dispondremos de una base de datos donde tendremos todos los datos del centro veterinario de forma centralizada. Esto nos ayudara a evitar tener duplicidades en los registros, disponer de un sitio donde poder almacenar todas las fichas de nuestros clientes y poder relacionarlos con sus visitas, compras u otras interacciones. Además nos servirá para tener un control de la trazabilidad de nuestro stock y tener así unas valiosas estadísticas de nuestro rendimiento.

Fidelización de  clientes

Al contener una base de datos con todos o gran parte de los registros de la veterinaria los programas de gestión veterinaria aportan unos datos valiosos que pueden servir para ofrecer una mejor experiencia a los clientes, ya que se pueden ofrecer ofertas, productos o servicios de forma personalizada dependiendo del cliente. Además si algún cliente tiene algún problema, un software de gestión veterinaria ayuda a poder localizar estas incidencias y poder responder de una forma rápida y eficaz.

 Estandarización

Si una veterinaria usa la misma herramienta de gestión o mismo ecosistema de herramientas esto ayuda a que los empleados de la veterinaria estandaricen la forma en la que trabajan, facilitando la comunicación entre los diferentes puestos de trabajo dentro de una clínica. Esto es una gran ventaja en la reducción de tiempos de comunicación y en consecuencia se mejora la productividad.

Orden en la empresa

Al usar un software de gestión veterinaria los empleados  normalizan la forma en la cual  crean y ordenan documentos. Esto ayuda a que la empresa veterinaria crezca de una forma solida y ordenada. Además se consigue que los procesos se optimicen y se gane en productividad.

 Integración con otras empresas

Si se hace una buena implementación, se puede conseguir que desde el programa de gestión veterinario se puedan realizar contactos con proveedores para regular de forma automática el stock , dependiendo de las necesidades. De esta forma se ahorra en tiempo ya que el programa se encargaría de recordar y analizar las necesidades de stock en vez de tener que ser revisados por los empleados.

Información regulada

Si el programa de gestión esta bien desarrollado la información contenida en él estará regulada atendiéndose al reglamento de la ley del medicamento veterinario nacional el cual informa de las diferentes directrices que se tienen que cumplir para que la información contenida en la base de datos y la que se suministre a los clientes cumpla el reglamento exigido por la Unión Europea.

En conclusión,  ahorro de dinero a largo plazo

El uso de un programa de gestión veterinaria, si se usa de forma adecuada, fomenta la optimización de los procesos de trabajo, evita la duplicidad de datos, ayuda a tener un mayor control sobre los errores y además se obtiene una visión más amplia y fiable de la situación de la veterinaria.

Todo esto proporciona las herramientas necesarias para responder en mucho menos tiempo a la evolución de la veterinaria. En consecuencia el ahorro de tiempo  a la hora de adaptarse a los datos se traduce en dinero, ya que el tiempo es dinero para toda empresa.